Control de la humedad en hidroponía

Control de humedad relativa y en los cultivos interiores de marihuana

Control de la humedad en hidroponía

La importancia de la humedad relativa al cultivar marihuana o marihuana medicinal

Normalmente, al diseñar una zona de cultivo de cannabis se le presta mucha atención a puntos como el riego, la iluminación, la temperatura, la extracción o la ventilación. Y se le presta menos atención al diseño del control de la humedad. Esto es un error. Todos los parámetros son importantes y pasan a ser importantísimos si quieres ser verdaderamente productivo.

Una humedad baja provoca que las plantas cierren sus estomas e inviertan más recursos en mantenerse hidratadas que en crecer y desarrollarse.

Una humedad relativa alta provocará probablemente hongos y plagas capaces de destruir la cosecha.

En hidroponía la lucha casi siempre se centra en bajar la humedad. En el sistema hidropónico propuesto en esta web, al tener los depósitos de agua debajo de las plantas, la humedad es casi siempre correcta, y pocas veces hay que intervenir. Sólo al inicio de las plántulas necesitarás subir la humedad uno días, y en las dos ultimas semanas del ciclo, tendrás que bajarla.

Si quieres tener alta producción deberás tener un humidificador y un deshumidificador, como explicamos en el artículo sobre la zona de cultivo y el equipamiento necesario. Te serán muy útiles para todo tu cultivo, e incluso para la fase de secado. Y además te generarán agua de alta calidad.

La humedad relativa es la cantidad de vapor de agua presente en el aire, expresada en un porcentaje en el que el 100% representa el máximo que el aire puede contener en una temperatura dada. Cuando la cantidad de vapor en el aire rebasa la que es capaz de contener en dicha temperatura, el agua se condensa como rocío. En interiores, un cambio de temperatura brusco, de caliente a frío, provoca un cambio fatal en la humedad relativa, que afectará de mala manera a las plantas.

En general, las necesidades de humedad relativa de las plantas es la siguiente:

  • Esquejes y germinación de semillas, será mayor de un 80%
  • Plántulas al inicio de su vida, los primeros 10 días, estaremos entre un 70-80%
  • En la fase de crecimiento deberíamos mantenerla a un 60-70%
  • En floración entre 50-60%, bajándola a 40-50 en las 2-3 semanas finales
  • Días previos a cosechar, un 35% sería lo mejor
  • En secado, bajarla todo lo que sea posible. Sería adecuado un deshumidificador

Control de la humedad

La humedad relativa la debes ir bajando gradualmente en el ciclo vital de las plantas. Bien regulada las estimula para abrir sus estomas, provocando una buena transpiración, un incremento de la fotosíntesis y, por lo tanto, un desarrollo óptimo.

Varios puntos a tener en cuenta

  • Hay que medir la humedad y la temperatura por muy básico que sea el cultivo. Es imprescindible tener un termómetro – higrómetro. Valen 8 euros en el chino o 12 en el grow (Cuenca, 2018)
  • Los rangos altos de humedad se regulan con ventilación. En cultivos básicos puede depender de la apertura de puertas o ventanas. En proyectos productivos es necesario tener otros equipos, como humidificador, deshumidificador y aire acondicionado
  • El flujo continuo del movimiento del aire en cantidad suficiente, unido al control de ese aire en cuanto a humedad, velocidad y temperatura, conseguirá unas condiciones mega óptimas y una alta productividad

En conclusión, para proyectos pequeños, la humedad se puede controlar con ventilación. Para cultivos grandes, además, se añade deshumidificador, humidificador y aire acondicionado. En realidad, TitoMaría aconsejaba estos equipos en cualquier circunstancia. Aún más si quieres tener grandes producciones.

Deja un comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad