Herramientas para la marihuana

Herramientas avanzadas que conseguirán que el cultivador sea mucho más productivo.

Herramientas para la marihuana
Herramientas para la marihuana 1 »

Herramientas avanzadas que no forman parte del equipo pero que ayudan mucho al cultivador

No son parte del equipo fijo, pero este tipo de útiles te ayudarán enormemente, en ahorro de trabajo y, por lo tanto, de tiempo principalmente

peladora de marihuana

Peladora de cogollos

Una de la herramientas para la marihuana más útiles es, sin lugar a dudas, la peladora. Es la herramienta que más trabajo y tiempo te va a ahorrar. Produce más restos que al hacerlo manualmente, pero si eres productivo, usarás esos desechos para hacer otros productos de marihuana. Debes usarlos.

No son máquinas baratas, pero se amortizan rápidamente. Las hay manuales y motorizadas. Dependiendo de la cantidad que vayas a producir elegirás la que más te convenga.

Las manuales suelen ser de acero inoxidable, de 40-50 cms de diámetro y van muy bien. Traen varias cuchillas intercambiables. Cuestan en 2018 unos 125€. Pelarás unos 40 gramos cada vez. No debes llenarla mucho, hazme caso. A pesar de lo que digan las instrucciones, tendrás que darle entre 50 y 75 vueltas para que los cogollos queden a «buena vista» y apetecibles. Si cultivas para producir, es así como deberás dejarlos, sino, tendrán peor salida.

Es cansado pelar con esta peladora durante varias horas. Pero peor es hacerlo a mano. Como no cosechamos de golpe lo tendremos que hacer durante varios días. Puedes quitar la manivela y acoplar un taladro con velocidad regulable. Pero también es cansado.

Yo te recomiendo, y así lo hice siempre, cortar y pelar en el mismo momento. Y desde la peladora al secado directamente. Esto quiere decir que no recomiendo colgar las plantas enteras. Mi tío así me enseñó. Decía que se pelan muchísimo mejor frescas, y que hay más aprovechamiento. No tengo datos estadísticos que justifiquen esto, pero yo me fío a pies juntillas de la experiencia y enseñanzas de mi tío, que siempre han demostrado ser muy efectivas.

Hay muchos tamaños y formas de peladoras motorizadas. Evidentemente son la caña, pero son caras, superan los 500€ (2018) para 100w, que es lo recomendable. Más baratas las hay, con menos potencia. Los usos que hizo mi tío de ellas, le hacen no recomendar las de menos de 100w. Pelas de 200 en 200 gramos, y si te despistas pelarán demasiado. Aunque si les das salida a esos restos, en forma de chocolate, aceites o similares, no perderás casi nada.

Mantenimiento y limpieza de las peladoras

La resina de la marihuana se pega como una lapa a todo lo que toca.

Cuando acabes de procesar tu cosecha debes limpiar bien las herramientas. Primero, con la ayuda de una cuchilla o cutter debes rascar todas las herramientas, tijeras, navajas, etc… Las peladoras están diseñadas para desmontarse muy fácilmente. Una vez desmontada, debes rascar también todas las piezas con una cuchilla. Al final tendrás unas bonitas bolas de hachís puro. La mejor calidad de tu cultivo. Las guardas en el cubo de hacer hachís casero. Luego, en la misma olla de la peladora, limpia todas la piezas y útiles ayudándote de alcohol de 96 grados, el de curar, no el de quemar. Lo que quede en la olla va a parar también al cubo de hacer cremas y aceites o hachís casero.

Por último, la única forma de limpiar en profundidad todo bien es utilizar los carísimos productos específicos para ello o mucho alcohol (para nada barato si hablamos de litros). Pero la mejor forma, de verdad, que hay de limpiar super fácilmente todas las herramientas es con gasolina. Mete todo en una pica o en la bañera y con 2-3 de litros de gasolina y una brocha verás como sale todo muy, pero que muy fácilmente. Luego enjuagas con agua y jabón varias veces y dejas escurrir o secas. Listo hasta que toque un nuevo uso. Por 3 euros.

Luxómetro

Poco que decir sobre como se usa un luxómetro. No muchos cultivadores lo usan, pero es muy útil. Los hay baratos que nos irán muy bien, pues no necesitamos gran precisión. Por menos de 50€ (2018) tienes uno decente. Pero ojo, que la escala llegue a 100.000 lux. Te ahorrará tiempo y dinero, ya que con un buen control y reparto de los lux obtendremos algunos gramos más de nuestras plantas de marihuana. Obtener 3-4 gramos más de cada planta no parece mucho, pero si tienes 200-300 …

Su principal utilidad, que es donde más te va a ayudar un luxómetro, es con el reparto de los focos por tu sala de cultivo, midiendo la luz a la altura de las plantas y moviéndolos para que esta llegue suficientemente a todas las zonas. Lo puedes hacer virtualmente con nuestra calculadora de iluminación. Las necesidades lumínicas de las plantas van desde 10000 a 60000 lux dependiendo del momento del ciclo de vida.

También te servirá para decidir cuando es el momento de cambiar las lámparas y los balastos, ya que todo esto va perdiendo vida con las horas de uso. Se suele recomendar el cambio de lamparas cada 4 cultivos, y el de balastos cada 12-14. Sin embargo, con el luxómetro verás que tienen más vida de la que dicen. A veces, con bajar un poco más el foco, conseguimos dar la luz necesaria a las plantas. O con añadir estratégicamente algunas luces más. Hay que tener en cuenta también el gasto de electricidad. Actúa dependiendo de lo que a ti te cueste la luz. Si te cuesta muy poco, puedes doblar el numero de focos usando los equipos que en teoría ya dan sólo el 70% de su capacidad original.

Si tienes aire acondicionado bien calculado (lo deberías tener), podrás acercar más las luces a las plantas, con lo que estas te durarán más ciclos.

Otras herramientas para la marihuana avanzadas

El resto de herramientas que pueden ayudarte a rentabilizar tu cultivo los explico en la sección de automatización del cultivo en hidroponía

Deja un comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad