Sistemas para cultivar marihuana

Existen muchas técnicas para cultivar cannabis en interior y exterior

Sistemas para cultivar marihuana
Sistemas para cultivar marihuana 1 »

En este artículo encontrarás comparativas de las formas más comunes de cultivar marihuana. Y verás porqué insistimos en que el mejor sistema es el hidropónico de flujo y reflujo de interior

Sistemas para cultivar marihuana. Me ha quedado un post muy largo, pero creo que es interesante

Deberás elegir qué tipo de cultivo se adecúa a tus necesidades y que tipo de cultivador quieres ser

Interior contra exterior

Cultivar en interior o en exterior depende de tus circunstancias específicas, necesidades y recursos. Por ejemplo, normalmente necesitarás jardín para cultivar en exterior o una habitación libre para hacerlo en interior.

El consenso general es que el cultivo en interiores es mejor, pero requiere más habilidad, gastos, mantenimiento y trabajo. Pero si se hace bien, la calidad de tus cogollos será mucho mejor en términos de densidad, sabor y potencia. Un cultivo de exterior requiere mucho menos trabajo y dinero.

Esto no significa que si cultivas al aire libre la calidad de tu producción sea mala, pero es más fácil conseguir cogollos excelentes en un cultivo de interior.

Por otro lado, un cultivo de exterior superará en rendimiento a un cultivo de interior por un margen bastante grande, con la misma cantidad de plantas. Las plantas de un cultivo en tu jardín serán más grandes y llenas de vigor, produciendo altas cantidades en peso. Pero esto es comparando un cultivo único, y no se tiene en cuenta que en tu interior puedes hacer 4 cultivos o más al año, mientras que en tu jardín sólo puedes hacer uno. La producción anual de un cultivo de interior es superior a la del cultivo de exterior, para un mismo número de plantas.

Un cultivo de interior está protegido y no es susceptible de ser atacado por animales de campo, pájaros picoteando o personas amigas de lo ajeno, como probablemente lo sea tu jardín.

En resumen, cultivar en exterior resulta mucho más fácil y económico, pero no es más productivo. Un cultivo de interior, aunque requiere más trabajo e inversión tiene un muchísimo mayor retorno.

Por lo tanto tu decisión debería ser cultivar en interior

Hidropónico contra macetas

Se dice que un novato debe empezar cultivando en maceta con tierra. No estoy en absoluto de acuerdo ya que cultivar en hidropónico desde el principio es perfectamente factible y relativamente fácil. Cierto es que en macetas es más fácil aún. Pero bueno, tontos no somos ¿no?

La elección de empezar o no con hidroponía no debe ser por la dificultad o experiencia. Puedes aprender aquí o en otro sitio de internet todo lo que necesitas saber. La elección vendrá dada por la inversión inicial, la cual se disuelve en los siguientes cultivos, llegando a ser menor a medio plazo que en los demás sistemas de cultivo.

Cultivar en tierra es más barato inicialmente. Sólo requerimos macetas y tierra, o un sustrato similar, como coco. Sin embargo en hidroponía, a medio plazo, te ahorrarás mucho dinero después de la inversión inicial, porque producirás más cogollos de los que puedes fumar. Y serán de mejor calidad a igualdad de condiciones

El cultivo en macetas es más fácil de mantener y la dedicación en tiempo es más regular. El cultivo hidropónico requiere de puntas de trabajo altas, pero también de semanas sin nada que hacer.

Hacer crecer a las plantas en tierra es imitar mejor a la naturaleza, por lo tanto es más natural. La hidroponía también existe en la naturaleza, pero no es lo normal (nenúfares y similares, por ejemplo). Podemos decir que la hidroponía es un invento humano

En la naturaleza, la materia orgánica se descompone en la tierra en nutrientes básicos que se disuelven con la lluvia. Las raíces de la planta las absorben. Para que tus macetas tengan un aporte de nutrientes equilibrado, todo debe estar equilibrado en el sustrato. Esto es imposible de lograr debido a los desequilibrios biológicos incontrolables.

El suelo nunca producirá una cantidad equilibrada de nutrientes. En un sistema hidropónico, proporcionas todos los nutrientes necesarios y lo llevas directamente a la raíz de la planta, por lo que la raíz no necesita buscarlo.

Es extremadamente difícil medir el pH y el EC en las macetas. Con el sistema hidropónico, estos parámetros se miden y ajustan fácilmente para que tus plantas siempre tengan los nutrientes necesarios.

Los nutrientes en tus macetas solo se disuelven cuando riegas, mientras que en los sistemas hidropónicos todo se disuelve en agua y siempre está disponible.

El sustrato de las macetas pueden albergar muchas plagas o enfermedades diferentes. El sustrato de los sistemas hidropónicos es estéril e inerte, lo que proporciona un entorno muy higiénico para las plantas y para el cultivador. Ojo, hablamos del sustrato. Otras enfermedades y plagas son comunes a las plantas independientemente del sustrato o sistema utilizado para cultivar.

La producción en macetas no superará nunca al producción hidropónica. A igualdad de condiciones el peso conseguido en tierra es bastante inferior. Una media de un 25%. Y la diferencia anual es mucho mayor porque un ciclo hidropónico dura de media 20 días menos que un ciclo en macetas.

Como quieres ser un cultivador productivo, este último párrafo por sí sólo ya determina tu decisión, la cual debería ser cultivar en interior en un sistema hidropónico

Aeroponía contra hidroponía

Seré breve aquí porque no tengo muchos datos sobre ciclos de cultivo aeropónicos. Los suficientes para ayudarte con la decisión de cómo vas a cultivar

En aeroponía no se requiere ningún sustrato para el cultivo. Las raíces cuelgan en el aire dentro de una cámara que mantiene al 100% la humedad. Los aspersores reparten la solución nutritiva que permite que las raíces absorban los alimentos.

En este sistema las plantas crecen mucho más rápido que en tierra, pero igual de rápido que en hidroponía. En los pocos cultivos realizados con aeroponía comprobé que la producción es similar en peso y calidad a la de un hidropónico.

La cámara para las raíces debe ser a prueba de luz e impermeables, algo que te obliga a comprar sistemas ya hechos, y son muy caros. Es un sistema muy vulnerable a los cortes de energía, aunque sean breves. Mucho más vulnerables que en un hidropónico.

Los puñeteros aspersores son difíciles de mantener para que funcionen bien, y como están ocultos no te enteras que están fallando hasta que las plantas te lo indican.

En resumen, aún siendo igual de productivo un aeropónico que un hidropónico, el primero es mucho más caro, más sensible y más trabajoso de mantener.

Por lo tanto tu decisión debería seguir siendo cultivar en interior en un sistema hidropónico

Tipos de riego en hidropónicos

Se diferencia principalmente por su forma de aportar la alimentación a las plantas.

El riego por goteo es casi perfecto sino fuera por la obstrucción constante de los goteros cuanto cultivas con químicos. Es un coñazo y no aporta ningún beneficio extra a las plantas que regando de cualquier otra manera. En conjunto, aporta al sistema silencio. Sí, es el sistema de riego automático más silencioso que hay.

Regar por sistema de lamina de nutrientes es casi lo mismo que los otros sistemas hidropónicos. No le veo ninguna diferencia en cuanto a producción y calidad. Le veo la desventaja de que tiene que estar funcionando siempre, 24 horas al día. No suelen ser muy ruidosos. Sin embargo, para hacerlo bien hay que invertir más que en un hidropónico tradicional. Y da más trabajo porque el agua está siempre circulando y dejando restos en tubos y bandejas. La limpieza entre ciclos de cultivo es mucho más trabajosa.

El cultivo en aguas profundas, donde las raíces de cannabis siempre están sumergidas en una cámara a prueba de luz para limitar el desarrollo de moho. Reciben el oxígeno de una bomba de aire más piedra difusora. Y por los mismos motivos que la aeroponia, abandonamos este sistema después de un año de aplicarlo. Caros, vulnerables y difíciles de mantener.

El flujo y reflujo, también llamado inundación y drenaje es el más eficaz sistema hidropónico. Tiene un coste bastante bajo comparado con los otros sistemas de riego. Y un nivel de dificultad bajo. Las plantas están en un soporte que contiene el sustrato de cultivo. El depósito de agua se coloca debajo. Se llena con la solución de nutrientes la cual inunda el soporte mediante una bomba conectada a un temporizador. Luego el temporizador apaga la bomba y la solución se drena de regreso al depósito.

Una vez montado, el sistema de flujo y reflujo prácticamente se mantiene solo y funciona de forma automatizada. Un mal drenaje hará fracasar este sistema, produciendo podredumbre de la raíz y otros problemas. Por eso considero imprescindible el montaje de una válvula de 3 vías.

Por lo expuesto, tu decisión debe ser cultivar en interior en un sistema hidropónico mediante riego por flujo y reflujo

El soporte de las plantas

Lo habitual en un hidropónico es usar bandejas con el sustrato necesario para mantener a las cepas erguidas. Pero existen otras formas de hacerlo

Los pots y macetas hidropónicas, al igual que las de aeroponía, son caras y trabajosa de mantener. Son muy vulnerables porque no ves nada de lo que pasa dentro de ellas. Son las plantas las que avisan cuando algo va mal, y puede ser que ya sea tarde. No me gustaron nada los 3 cultivos que realicé con ellas.

Tuberías de PVC (125 mm), con agujeros para macetitas es un sistema que está bastante bien, por ser muy limpio y ordenado. Sin embargo nadie habla de que tienen un problema serio. Por lo menos yo lo tuve en 2014.

En el primer cultivo las plantas no tiraban, aún estando todos los parámetros en su valores óptimos. A mitad de floración puse un registrador de temperatura sumergible dentro de los tubos. El resultado fue que las raíces se refrescaban cuando se inundaban, pero luego empezaba a subir la temperatura interior llegando a los 40 grados y manteniéndose hasta el nuevo riego. No sé la ciencia detrás de esto, pero los tubos redondos de PVC multiplicaban la temperatura que les daban los focos en el exterior. Con razón las pobres cepas no prosperaban, a pesar de verse bonitas.

Lo solucioné en los siguientes cultivos, montando ventiladores de ordenador en todos los extremos de los tubos. En ninguno de los 3-4 cultivos la producción superó a las salas de hidropónicos en bandejas, por lo que este sistema lo desestimé para siempre.

Bandejas de plástico cuadradas o rectangulares. Suelen ser negras y hay de varias medidas, siendo muy adecuadas las de 100 x100, pero eso depende de tu sala de cultivo entre otras cosas. Tienen una altura de 12-14 centímetros y son las ideales para los cultivos hidropónicos. Como hay de varias medidas, hasta de 60×60, puedes rellenar todo tu espacio con bandejas de este tipo. En breve te explicaré cómo montar las bandejas para cultivo hidropónico paso a paso con fotos.

La decisión recomendada para ti, y no te arrepentirás, es cultivar en interior en un sistema hidropónico mediante riego por flujo y reflujo, con soporte de bandejas de plástico

Qué sustrato es el mejor para bandejas hidropónicas

Tengo un artículo dedicado a los mejores sustratos para hidroponía. Pero te lo resumo ahora

Nosotros decidimos hace muchos años usar arlita, sin apenas haber probado otros de los minerales, como la vermiculita y la perlita. La lana de roca quedó descartada muy pronto, por su coste, su nulo aprovechamiento posterior, y su punto contaminante.

La arlita se puede comprar como bolas, no teniendo picos ni filos que pueden dañar las raíces y tallos de las plantas.

Su coste es inferior al de los demás sustratos y se puede comprar aún mucho más barato en almacenes de construcción.

CONCLUSIÓN FINAL

Por lo expuesto en todos los párrafos anteriores, tu decisión final tiene que ser cultivar en interior en un sistema hidropónico mediante riego por flujo y reflujo, con bandejas de plástico y con sustrato de arlita

Deja un comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad