Carencias y excesos en el cultivo

Cualquier carencia o exceso en la marihuana es provocada por la acción o inacción del cultivador

carencias y excesos en la marihuana

Lo tienes que tener claro. Algo has hecho o dejado de hacer para que las plantas no se vean bien, y no se estén desarrollando correctamente. Es culpa tuya sí o sí. O aprendes de la experiencia de mi tío, o te compras algún buen libro.

Si eres asiduo de esta web y has leído sobre TitoMaría, harás mal si no te aprovechas de su amplísima experiencia. Los colegas de mi tío, que lo seguían a pies juntillas sin dudarlo, no pasaron por malas experiencias en sus cultivos, no tuvieron que enfrentarse a problemas de marihuana carencias o excesos cannabis y siempre obtuvieron buenas producciones.

Carencias y excesos en la marihuana

Existen multitud de webs donde te explican muchísimo mejor estas cosas, con fotos y videos para poder ver e identificar cada problema que aparezca en en el cultivo.

Yo no entraré en esos detalles, principalmente porque no tengo casi ningún dato sobre estos temas, al no tener experiencias registradas por mi tío. De sus diarios extraigo lo siguiente.

El color de las hojas nos indica síntomas de carencia y excesos, siendo las hojas amarillas en la marihuana el mayor problema y síntoma que tienen todos los cultivadores. Aprende como evitarlos los daños sobre la mariguana. Los tips de mi tío son:

  • Cualquier cambio de color o deformación en los tallos o las hojas, puntas y bordes, es en un 95% de los casos, por sobre alimentación.
  • El PH bien ajustado siempre, sino tendrás colorines de todo tipo, menos verde, en las hojas.
  • Respeta las dosis de nutrientes del fabricante para evitar cannabis carencias
  • En crecimiento, carencias hojas marihuana, si las más viejas amarillean, les falta nitrógeno
  • Carencias y excesos floración, si las más viejas amarillean, les falta nutrientes
  • Si estamos en las últimas semanas y las más viejas amarillean, ignora el tema. Haciéndolo todo bien, no debería pasar, pero se puede considerar normal al final del ciclo de vida de la planta.
  • Si son las hojas jóvenes las que se ponen amarillas, es sobre alimentación
  • Puntas de hojas marrones, exceso de riego y, por tanto, de nutrientes
  • Si la planta y sus ramas están erguidas como debe ser, para otros colores de las hojas que no sean un precioso verde, sufre de sobre alimentación.
  • En el caso que las matas están alicaídas es porque les falta riego o nutrientes. Es otra de las carencias en el cannabis.
  • Si las hojas se levantan hacia arriba, aunque sigan verde bonito, empieza a haber sobre alimentación.

Por falta de datos no somos los más indicados para orientarte sobre las carencias y excesos en la marihuana. Pero es que son cosas que no deberían pasar. El cultivador productivo no puede permitir bajo ningún concepto errores en el cultivo. Haz las cosas bien y nunca tendrás que buscar fotos de hojas de marihuana para saber qué le pasa a la tuya. Es tolerable en los dos primeros años quizá, pero luego no tendría que pasarte.

En conclusión, las deformaciones y cambios de color de las hojas te indicarán que haces algo mal con la alimentación. No te líes en que si le falta hierro, o cobre, o tal o cual elemento. Revisa las dosis que le estás dando a tus plantas y corrige lo que estés haciendo mal.

Si respetas las dosis del fabricante, así como todos los parámetros del cultivo, nunca tendrás problemas de carencias y excesos. Al no tener estos problemas, tampoco los tendrás de plagas y enfermedades.

¿Carencias y excesos en el cultivo de Marihuana?

Nos centraremos en los macro y micronutrientes necesarios para el desarrollo del cannabis. Estos elementos nutritivos se encuentran disponibles en los abonos de modo que dependiendo del tipo de fertilizante usado junto a un correcto uso de los mismos, podremos tener un cultivo sin carencias ni excesos en nuestras plantas de marihuana.

Existen diferentes aspectos a tener en cuenta que intentaremos desarrollar de un modo sencillo para que todos los auto cultivadores puedan disipar todas las posibles dudas que puedan surgir referentes a la nutrición del cannabis.

¿Qué son las carencias?

Las carencias suelen ser, aunque no por norma general, una falta o inadecuada alimentación de algún elemento nutritivo en un momento puntual en la vida de las plantas.

Para no tener carencias se deberán abonar con unos abonos completos diseñados especialmente para el cultivo del cannabis. A parte es importante destacar que el PH se debe controlar, estabilizar y variar según tipo de cultivo realizado ya sea en un cultivo hidropónico o en tierra tanto en pleno suelo como en maceta.

¿Qué son los excesos?

Los excesos de nutrientes son acumulaciones de sales en el metabolismo de las plantas en un momento en concreto de la vida de las plantas. Para no tener excesos durante el cultivo de cannabis deberemos realizar una alimentación constante y equilibrada adecuada al tipo de cultivo, sustrato y genética que se vaya a cultivar, pues cada planta, genética y variedad serán un mundo completamente diferente.

Macroelementos o Macronutrientes

Nitrógeno:

El Nitrógeno es el macroelemento que más presencia y necesidad requerirán las plantas de marihuana durante todo su ciclo de vida. Una carencia de nitrógeno se detecta a través de las hojas más viejas cuando observamos una clorosis entre sus nervios. Si no se trata la carencia la planta sufrirá una defoliación masiva junto con un lento crecimiento.

El exceso de nitrógeno en el cultivo de las plantas de marihuana se detecta a través del color de las hojas de las plantas. Las hojas de vuelven de un color verde oscuro y pueden adoptar forma de garra con la punta mirando hacia el suelo.

Fósforo:

El fósforo es necesario en todas las fases de vida de la planta de marihuana. La carencia de este nutriente se detecta a través de las hojas, las cuales se tornan de color verde azulado con manchas junto a un lento crecimiento. Los nervios y tallos se vuelven de color morado. Las hojas se rizan hacia abajo desarrollando zonas necróticas y estas acaban por morir.
El exceso de fósforo se detectará a través de un bloqueo de otros elementos que harán que aparezcan carencias de elementos como; calcio, cobre, hierro, magnesio y zinc.

Potasio:

El potasio desarrolla el papel de protector de la planta contra enfermedades, participa activamente en el desarrollo celular junto a muchas otras funciones más. Con una carencia de potasio las plantas son más propensas a contraer todo tipo de enfermedades.

Las hojas se vuelven de color verde oscuro, aparecen manchas y acaban muriendo. Un exceso de potasio en las plantas actuará bloqueando otros elementos, provocando una carencia de; magnesio, manganeso, zinc y hierro.

Nutrientes Secundarios

Magnesio:

El magnesio es un nutriente secundario indispensable para las plantas de marihuana el cual es usado en grandes cantidades durante todas las fases de vida de la planta. En suelos con el PH inferior a 7.0 será habitual observar carencias de este nutriente. El magnesio es el átomo central de la molécula de la clorofila, también es la encargada de ayudar en la absorción de otros nutrientes y en la creación de carbohidratos y azúcares.

La carencia de magnesio se detecta inicialmente en las hojas más viejas en la parte baja de la planta haciendo clorosis entre los nervios los cuales se tornan de un color verde oscuro. A medida que avanza la carencia las hojas cada vez más jóvenes se ven afectadas por manchas oscuras y clorosis. Si no se detiene la carencia las hojas se retuercen hacia arriba para después sufrir una defoliación masiva.

Azufre:

Es esencial para la fabricación de hormonas y vitaminas, forma parte de los aminoácidos y está directamente implicado en los sabores. Una carencia de azufre se detecta en la planta mediante la observación de las hojas más viejas las cuales se tornan de color verde lima tirando amarillo. A medida que la carencia avanza las hojas se tornan aún más amarillas manteniendo los nervios verdes, los peciolos se tornan morados y los tallos leñosos.

La gran mayoría de veces que se produce una carencia de este elemento, suele ir precedida por un bloqueo por parte de un exceso de calcio o por un Ph demasiado alto. La solución pasa por mantener un PH entre 5.5 y 6.0 añadiendo azufre en formato mineral para una rápida asimilación. Si se da un exceso de Azufre podemos optar por realizar un lavado de raíz.

Calcio:

El calcio es un elemento que tiene mucha importancia en el cultivo del cannabis pues la planta de marihuana necesita casi la misma cantidad de macro nutrientes que de calcio durante toda su vida. Es esencial para la creación y crecimiento de las células. Una carencia de Ca se observa a través de un lento crecimiento de las plantas, tallos débiles y las hojas de un color verde oscuro. Para tratar la carencia podemos añadir a la solución nutriente un abono rico en calcio, hasta que la carencia desaparezca.

Un exceso de calcio repercute negativamente bloqueando otros elementos como el potasio, magnesio, manganeso y hierro. En hidroponía un exceso de calcio que en combinación con el azufre provoca una precipitación en forma de yeso, quedándose en el fondo del depósito y sin posibilidad de poder se absorbido por las plantas. En este caso cambiaremos la solución nutriente controlando los niveles de Ca.

Los micronutrientes más destacados

Los micronutrientes son elementos nutritivos encargados de actuar como catalizadores en los procesos metabólicos de las plantas y en el uso de otros elementos por parte de las plantas. Estos nutrientes deben de estar presentes en poca cantidad y disueltos en los abonos para un correcto uso de los mismos.

Zinc:

Se pueden encontrar carencias de zinc en el cultivo de la marihuana si utilizamos un sustrato demasiado alcalino. Actúa como catalizador de varias auxinas, encimas y es esencial para el crecimiento del tallo. Una carencia de zinc también suele deberse a un PH por encima de 7.0 produciendo clorosis entre los nervios de las hojas más jóvenes, las nuevas hojas nacen más finas se retuercen y se secan. En floración la creación de nuevos cogollos y hojas se detiene estancándose hasta solventar el problema.

Para tratar la carencia de zinc se debe nutrir la planta con microelementos que contengan zinc en un formato quelatado para una rápida absorción y recuperación de la planta.

Hierro:

El hierro es un elemento nutritivo necesario para las plantas ya que está directamente relacionado con el aprovechamiento de la energía por parte de los azucares. En suelos alcalinos es fácil encontrar carencias de hierro en las plantas. Las carencias suelen estar presentes en suelos con PH superior a 6.5 puntos. Los primeros síntomas se pueden observar en las hojas más jóvenes las cuales nacen amarillentas manteniendo los nervios verdes. Si la carencia prosigue y la planta sufrirá una defoliación.

Una carencia de hierro puede ir precedida de un bloqueo causado por exceso de cobre. Otros elementos como el zinc, manganeso y cobre pueden provocar una nula absorción del hierro por parte de las plantas provocando carencias. Así pues, deberemos evitar regar con abonos que contengan altas concentraciones de Mn, Zn, Co rebajando a su vez el PH el riego a 6.0-6.5 para poder solventar dicha carencia de hierro.

Otros micronutrientes:

Boro: Con una carencia de boro los bordes de las hojas de queman y los brotes se retuercen. En el caso de una sobre fertilización las hojas padecen una necrosis acabando por caerse sufriendo la planta una defoliación.

Cloro: Es poco común sufrir una carencia de este elemento utilizando agua del grifo. En el caso de haberlas se podría detectar a partir de las hojas las cuales adoptan un color bronceado muy característico. En el caso que la planta tenga un exceso de cloro los síntomas serán iguales a los de la carencia de este mismo elemento.

Cobre: Este elemento participa activamente en el metabolismo de la planta en cuanto a la creación de carbohidratos y ayuda en la producción de azucares y proteínas. En el caso de haber una carencia ésta debe de ser tratada regando con un abono mineral rico en cobre. En cuanto a los excesos de cobre por leve que sean éstos serán muy tóxicos, el primer indicio son clorosis férrica junto con un lento crecimiento de las plantas a nivel general.

Cobalto: Es otro de los elementos que no suele presentar carencias ni excesos pues no tiene mucha importancia para el desarrollo de la planta durante todo su cultivo. Cuando existen problemas con carencias o excesos de este elemento el nitrógeno dejará de estar tan disponible para las plantas.

Molibdeno: Se hace difícil de encontrar carencias de este elemento en el cultivo de cannabis pues lo necesita en muy poca cantidad. Cuando existe una carencia de este elemento la absorción del nitrógeno se reduce y las raíces se ven afectadas parando el crecimiento junto con un retorcimiento de las hojas. En el caso de haber un exceso de este elemento las plantas presentan una carencia de cobre y hierro.

Silicio: No es habitual observar carencias de este mineral en los cultivos de cannabis. Una carencia es detectable a través de la deformación de las nuevas hojas más jóvenes y un menor peso en los frutos de las plantas.

Deja un comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad