La zona de cultivo de marihuana

Diseñar la sala para cultivar marihuana

La zona de cultivo de marihuana

Todo en esta web se basa en tener una sala de cultivo interior, no en armario pequeño o jardín exterior

Aunque casi todos los contenidos de este sitio se pueden aplicar a cualquier sistema para cultivar cannabis, la mayor experiencia que tuvimos fue con sistemas hidropónicos de interior. Por lo tanto el diseño de los espacios adecuados está dirigido principalmente a ese tipo de cultivo.

Cuando hablamos de sala de cultivo nos referimos a una habitación. Debería de estar situada preferiblemente en el sótano o planta baja. por temas de seguridad. Si no es posible, intentaremos que sean habitaciones entre plantas, dejando como última opción las últimas plantas y buhardillas. Esto nos facilitará, si lo necesitamos, la necesidad de ocultar el cultivo de marihuana. Muchísimo mejor será que la sala o salas estén en una casa alejada de otras, que no en un piso de una comunidad.

La zona de cultivo de marihuana ideal

Dependiendo de tus necesidades, el armario de cultivo para marihuana, o la habitación, o la sala, o la zona, deberá ser calculada para cubrir tus expectativas. Sabiendo lo que necesitas al año, calcula 1 cultivo cada 4 meses, aunque esto es optimizable.

Antes de que lo detuvieran por segunda vez (2016), y enfermera hasta morir, Titomaría tenia una casa de campo en un pueblo de Cuenca, donde vivía, con esta zona de cultivo:

  • Sala 1, de 2 metros cuadrados (antiguo aseo), para semillas, esquejes y experimentos
  • Sala 2, de 5 metros cuadrados para crecimiento
  • Sala 3, de 9 metros cuadrados para floración
  • Armario de 1 metro cuadrado para creación y propagación de cepas propias
  • Sótano-garaje para secado y manipulación final

Es evidente que era productivo a más no poder, con 6 cosechas al año. Su producción era más que notable. Y con todos los detalles de su sistema bien aplicados, Titomaría batió su récord en 2013 consiguiendo un cultivo de 682 gramos por metro cuadrado. Por mucho que te digan, en interior casi ningún cultivador consigue los famosos 600 gramos por metro cuadrado que todas las webs de grows, fabricantes y vendedores te dicen que se pueden sacar. Haberlos los habrá, pero serán muy pocos, y muy experimentados, créeme

Una configuración doble, 2 armarios de cultivo o salas, te permite optimizar tus tiempos de cultivo, entre otras mejoras que irás viendo en esta web. Por ejemplo, configuras el alumbrado para que no vayan juntos, así no cargas tanto las líneas eléctricas. O el aire de la sala que está apagada lo metes dentro de la sala que está encendida, con lo que enriqueces mucho el CO2 del ambiente. Aunque si vives en el campo, rodeado de vegetación, también puedes encender durante la noche y meter el aire exterior, rico en CO2, dentro de tu sala.
Encender durante la noche conlleva un problema de seguridad, que deberás solventar. Aunque si tu zona de cultivo está bien realizada, eso no debería ser problema.

Tu zona de cultivo

Una vez sepas tus necesidades anuales, calcula cuantos metros cuadrados de cultivo deberás tener. Si haces las cosas bien podrás producir 600 gr/metro y cultivo, pero calcula una media de 500. Si no vas a invertir mucho a lo mejor debes calcular 400gr.

Sabiendo los metros, elige la sala que te vaya bien, teniendo en cuenta todo lo comentado en párrafos anteriores. Dependiendo de las plantas, es posible que cultivar en un armario no te vaya bien Si ese es el caso, ¿tienes una habitación libre que puedas convertir en un cuarto de cultivo? Ojo, se tiene que poder sacar y meter el aire por algún sitio, así es que tiene que estar en comunicación con el exterior de alguna manera. Cierto es que se pueden llevar tubos hacia donde se requiera, pero es más «farragoso»

En la realidad, la cuestión no suele ser cuanta producción necesito y a partir de ahí buscar una sala. Suele ser al revés, o sea, tengo una sala y calculo cuanta producción podré obtener.

Tendrás que hacer bricolaje para instalar las cosas. Usar el taladro y hacer agujeros en techos y paredes. Deberás crear soportes y bancadas, hacer de electricista y de fontanero. Todo es muy sencillo de hacer, pero debes saber que tendrás que hacerlo, o gastarte una pasta en contratar a alguien y en comprar casi todo ya hecho.

Lo primero y altamente recomendable es forrar todas las paredes y el techo con material reflectante. En los grow encontrarás de varias calidades. En general, a más caros, mejores. Pon algo que sea de plástico duro, no excesivamente fino. Piensa que tendrás que fregarlos con estropajo después de cada cultivo.

Es conveniente dotar a la sala de una mesa de trabajo aunque sea pequeña. Reserva espacio para depósitos de trasiego, y un lugar donde tener los cubos, elementos de limpieza, abonos y herramientas, que puede ser perfectamente debajo de la mesa de trabajo. Unas estanterías o armario irán cojonudos para estos fines. Un extintor en el exterior por seguridad. No creo que jamás lo tengas que utilizar. Y en el exterior, porque si dentro tu sala hay un incendio ¿cómo entras para coger el extintor?

Inicialmente es mejor tener la sala vacía para trabajar bien en la instalación, rápido y fácilmente.

Recomiendo que todos los aparatos de protección, controladores, balastros, etc …los instales fuera de la zona de cultivo. A la entrada, en un pasillo, o donde sea, pero fuera de ella. Por seguridad y por el calor que emiten. Deberás realizar una perforación hacia la sala para el paso de los cables y tubos de CO2 si tienes.

La cuestión que más influirá en la distribución de tus bandejas de cultivo es el cálculo de la iluminación que vas a poner. Puedes calcular la iluminación en nuestra web.

También debes tener suficiente espacio físico para interactuar con tus plantas. Diseña bien tu zona de cultivo pensando en todas estas cuestiones.

Instalación eléctrica

Tienes los esquemas adecuados en el artículo correspondiente. Para que nunca te salga ardiendo un cable, respeta las secciones recomendadas.

Una forma muy fácil de instalar los cables por dentro de la sala es usando cadenas o cables de acero. La mayor parte de los cables serán los de los focos. Con dos agujeros, uno en cada extremo de la sala, en la parte superior, tendrás bastante. Instala un cadena o cable de acero con tensores, que te servirán de soporte tanto para los cables como para colgar los focos, higrómetros, termómetros y casi todo lo demás.

Yo instalaba 1 metro de cadena colgando por foco, con un gancho de cocina del chino regulas la altura super fácilmente.

Asegúrate de conectar todos los cables apretando fuerte en los puntos de conexión. Las conexiones flojas pueden producir chispas e incendios. Por lo demás, usa tu sentido común para evitar riesgos. Nada de cables tirados por el suelo.

Instalación hidráulica

Haré un artículo con los esquemas de fontanería del hidropónico. Te recomiendo mucho que uses siempre conectores rápidos para todos los puntos de enlaces de los tubos. Te serán muy útiles para la limpieza y el mantenimiento de la instalación hidráulica. Para el riego usa tuberías transparentes y para el resto puedes utilizar manguera de jardín normaluchas. Tienes más información en los temas sobre los depósitos y las bombas de riego.

Tienes que construir o comprar unos caballetes para apoyar encima las bandejas de cultivo, y colocar los depósitos debajo. La altura de la bancada debe de ser un poco más que la de tus depósitos. Te recomiendo las alturas en este croquis, y también puedes ver cómo montar las conexiones de las bandejas de cultivo.

Los depósitos deberán ir colocados debajo de las bandejas. El agua de riego retorna por caida libre, por eso debes dejar unos 15-20 centímetros entre los depósitos y las bandejas. Tienes la ventaja que si algún goteo de pérdida de agua en alguna conexión, esta caerá al depósito y no al suelo.

Deberás tener otro depósito de buena capacidad, preferiblemente colocado debajo del split de aire acondicionado, si lo tienes (deberías tenerlo). Recoge el agua del clima o del deshumidificador con lo que vas teniendo agua buena. Además te sirve por si necesitas vaciar algún depósito de riego temporalmente, con lo que no pierdes productos que valen una pasta.

La zona de cultivo de marihuana
Humedad marihuana

Clima, extractores y ventiladores

Deberás de realizar un agujero en tu sala, ya sea en techo, en la pared, en una ventana o en una puerta, para la extracción del aire. Y otro más grande para la intracción (el aire que entra). Suelen ser de tamaño bastante grande, dependiendo de lo que te dé el cálculo de la extracción de la zona de cultivo. Hablo de 15 centímetros o más. No recomiendo para nada instalar motores para meter aire en la sala, salvo que tu configuración sea verdaderamente extraña. Al extraer aire de forma forzada, «otro» aire debe de entrar sí o sí a tu zona. Sino fuera así harías el vacío y tu sala colapsaría hacia dentro como si fuera un agujero negro.

Otros sitios recomiendan que el agujero por donde entra el aire sea menor que por donde sale. Incluso recomiendan que, en el caso de necesitar motores de intracción, estos sean la mitad de potentes que los de extracción. No sé porque recomiendan esto. Lo explico mejor en los enlaces anteriores. Es que no lo entiendo ¿Cómo es posible sacar 100 metros cúbicos de aire y sólo meter 50? Entonces, ¡¡el extractor sólo saca 50 y no 100!!. Veo tan claro que es una situación físicamente imposible que no lo entiendo de ninguna de las maneras.

Si el extractor saca 100 metros cúbicos, tengo que meter en la sala 100 metros cúbicos sí o sí. Si no existen ¿cómo los va a sacar? Como recomiendo no instalar intractor, el agujero para que entre aire lo hacía siempre por lo menos el doble que el de extracción, y si podía más, pues más. Hasta 20 veces más si se podía. El máximo que se podía. Cuando el extractor sacaba 100 metros cúbicos, entraban de forma natural 100 metros cúbicos frescos. Ni uno más ni uno menos. Y yo lo que siempre hacía era facilitar esa entrada. Espero que me hayas entendido.

Recuerda que si aplicas CO2 debes parar la extracción mientras lo haces. Las bombonas las deberías tener fuera de la sala, e introducir el gas por unos tubos pequeños. Yo no recomiendo instalar CO2. Si quieres probar, en breve pondré un artículo sobre cómo hacer co2 casero

En caso de tener que instalar tubos de extracción, estos deben estar bien sujetos para evitar que se suelten o vibren y hagan ruido en exceso. Los ventiladores, extractores y filtros deberían estar también sujetos mediante tacos y tornillos o cualquier otra forma de firme sujeción. Ponerles unos tornillos anti vibraciones es una excelente idea, y no valen casi nada. Son tornillos con una gomita en medio que absorben las vibraciones. Esto alarga la vida de los aparatos y evita ruidos. Sigue los enlaces anteriores para saber más sobre cada aparato y calcular tus necesidades.

En la práctica, colgar todos estos aparatos y accesorios de la cadena del techo, de forma firme, con cuerdas o bridas de plástico, es la mejor forma de hacerlo y la más barata.

Aunque es lo más normal, no recomiendo poner ventiladores de pie, siempre molestan por estar en medio. Si son los que tienes, te recomiendo quitarles el pie y colocarlos firmemente en las paredes. No sólo te ahorras trastos molestos, sino que dejas de tener otro puñetero cable tirado por el suelo.

Si instalas aire acondicionado, cosa que deberías hacer, los mejores son los de split de pared o techo. Puedes y debes calcular el aire acondicionado para el cultivo de marihuana. Uno de esos del tipo portátiles te obligará a hacer otro agujero para la salida de su aire y algún invento para recoger el agua que genera. No van mal tampoco, pero son otro trasto por en medio.

Humificadores y deshumidificadores

Debes prever un hueco para ellos, que puede ser el mismo porque pocas veces los pondrás en marcha juntos. Preferiblemente cerca de los depósitos de trasiego. Los necesitarás. Te ayudarán no sólo a controlar la humedad sino también la temperatura.

El humidificador se puede poner al lado, porque los que debes usar tienen un depósito con una boya de llenado para que jamás tengas que echarle agua a mano. Por caída natural se van llenando solos.

El deshumidificador se pondrá encima del depósito, porque la humedad que genera cae libremente (ver foto), así no tienes que andar vaciando su depósito de 3 litros cada dos por tres.

Un momento… antes has dicho «pocas veces los pondrás en marcha juntos«, ¿en qué puñetera ocasión vas a necesitar poner el humidificador y el deshumidificador en marcha a la misma vez, en la misma sala?

Buena pregunta. Sencilla respuesta. En las semanas de engorde, es el momento en el que las plantas consumen más agua, a veces mucha más agua. Si te falta agua buena puedes llenar con agua del grifo tu depósito de trasiego. Pero no puedes usar ese agua hasta dentro de 3 días. Por aquello del cloro y tal. Sin embargo puedes conectar el humidificador al grifo, y encenderlo a tope. Y encender a tope también el deshumidificador. Uno intenta subir la humedad de la sala, pero el otro se lo impide. Y en este proceso obtenemos agua osmotizada (o muy similar). Los aparatos que yo montaba hace años generaban así unos 60 litros diarios de agua buena. En muy pocas ocasiones te hará falta hacer esto. También debes pensar en el consumo eléctrico.


Seguro que se me olvidan cosas…

Deja un comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y ofrecerte una mejor experiencia en el uso y la navegación del mismo.    Más información
Privacidad